Si puedo enseñarte.

A veces en la vida pasan cosas que nos hacen creer, creer en el amor, en la felicidad, en la bondad, como ver los ojos de tus seres queridos a tu lado cuando abres los tuyos, como pensar que sin importar lo lejos, tus pequeños sacrificios son apreciados por quienes están al otro lado,  como saber que sin importar que nadie lo vea, ser capaz de sufrir por quienes sufren, ser amante de las personas y los animales, creer en lo bonito del mundo y ser consciente que aunque hay maldad tu puedes cambiar aunque sea un poquito el mundo con tu bondad, te hace cada vez más humano.

Saber que quienes te conocen saben que tu lucha es por ser cada vez mejor, no por tener cada vez más, saber que tu te conoces y eres suficientemente humana como para llorar por los que no tienen quien llore por ellos, y que sabes que tienes suficiente amor para darle a aquel que lo desee.

Si sólo es posible que algo de esto llegue a ti, y que mañana sepas lo mucho que te quiero, este escrito logro su cometido, si cuando cumplas 20 años, sepas que en tu primer cumpleaños no te tome en brazos pero soñando te alcance y te bese con todo mi amor, ya será suficiente para mi el escribirte hoy.

Si conociendo la maldad que hay en el mundo, puedas escapar de ella porque mis brazos te protejan habré logrado mi cometido, si al crecer sabes lo importantes que es la familia, el respeto, el amor y la comprensión, podré ser feliz sabiendo lo humana que eres, y si de eso tengo aunque sea un poco yo de responsabilidad, estaré agradecida por siempre de haber ayudado al mundo a cuidar un alma y hacerla crecer rodeada de bondad.

Si mañana muero y haz crecido sabiendo lo importante que fuiste y eres para mi, ya estará cumplida mi misión de protegerte del desamor y la soledad y de enseñarte como la sangre es tan poderosa como para hacerte sentir como fluye sin tocar las venas por donde pasa.  Y si puedo enseñarte a desear amar, a soñar con conseguir el amor y a ser capaz de entender que el darlo no implica tener que recibirlo y que no siempre se recibe, pero solo con saberse poseedor de suficiente amor para dar ya se esta pleno, con eso estaré satisfecha.

Danara Cavalieri.

Relaciones Intermitentes

Como es bien sabido en el mundo femenino, no hay mujer que no haya vivido al menos una vez alguna situación de abandono parcial por un hombre, lo que le genera, en la mayoría de los casos sentimientos de impotencia, decepción, pérdida de autoestima y falta de confianza. El caso concreto al que me refiero, no es abandono total, en donde hablamos de ruptura de la relación, sino abandono circunstancial, progresivo, con vuelta intensa de emociones, y contradicciones, las típicas frases de “no sé que es lo que me pasa cuando estoy contigo”, “siento que eres la mujer ideal”, “pienso en ti a cada momento”, etc, sonarían muy normal en una relación, pero como suenan cuando después de decirlas el hombre se desaparece? Si, desaparece, quiero decir, que después de una noche perfecta, de unas cuantas salidas, de algunas mas intimas que otras, de llamadas cada vez mas continuas y mil y una conversaciones de amor, de repente, plusssss, se desaparece, como por arte de magia no llama mas, o llama con una menor frecuencia o pasa a mensajes de móvil o teléfono o a mails y finalmente nada de lo anterior; no hay respuesta a los mensajes, llamadas, etc, no hay mas información del sujeto en cuestión. Pero el proceso no termina ahí, porque sino diríamos que simplemente se acabo el amor, el proceso sigue, el primer paso de la mujer es preguntarse: ¿Qué fue lo que hice?, habla con todas sus amigas, les cuenta las historias una y otra vez a ver si alguna descubre algún suceso oculto en el relato que ella no ha visto en las 40 repeticiones de la película mental, que pasa por su cabeza muchas  veces  para entender la razón de la desaparición. Posteriormente aparece el sentimiento de dolor, de perdida, y sobre todas las cosas, del que no se puede despegar nunca una mujer, el de drama, ¿que será lo que le paso?, ¿habrá sufrido un accidente?, ¿se habrá tenido que ir a otro país?, ¿habrá sido secuestrado?, etc, hasta que alguna amiga, o no tan amiga, te cuenta que lo ha visto, o que ha sabido de él, que está vivo, pero muy lejos de ti, que no le pasó nada, que  simplemente se desapareció, o el mejor de todos, aparece nuevamente el señor, sin previo aviso. “Aparece”. Es ahí donde comienza la frustración femenina, después de un par de semanas, meses o quien sabe cuanto tiempo, vuelve a aparecer el individuo, repitiendo las mismas palabras, aparece, de nuevo, como por arte de magia, y como si no hubiese pasado el tiempo te dice que es que estuvo muy ocupado, que no sabe que pasó, que simplemente se acordó de ti…. En este momento, cualquiera pensaría que la reacción normal de la mujer seria apagar el teléfono, borrar el mail o el mensaje, pero no, es aquí  cuando la mujer retoma la película pasada y se comienza a preguntar, “será que el tiempo se paralizo y yo no me enteré?”, ¿será que a este sujeto lo abdujeron y nadie dijo nada?”, o será que simplemente es un desgraciado”, entre muchas otras preguntas. Pero ¿que pasa en el cerebro femenino?, Se transforma en una maquina acelerada, con mil preguntas por responder, mil respuestas sin decir, mil situaciones que podrían pasar, en el cerebro femenino no hay lógica y por tanto no se responde como se espera, asumiendo que ya esta, que no hay nada que hacer, que sencillamente hay que dejarlo así, pero nooooooooooo…, es el momento de la verdad, de las preguntas retoricas y subvaloradas por muchos, es el momento de pensar: “es que este es el hombre de mi vida y por eso reapareció”, “será que no me ha olvidado”, “será que de verdad me ama y se dio cuenta ahora”, es el momento del será; porque toda mujer tiene una espina clavada con el “tipo”, la cuestión se da porque:  no lo conoció bien y quiere conocerlo; porque no se acostó con el y quiere hacerlo o porque sencillamente no hay mas nadie que le haya hecho sentir lo que este hombre le hizo sentir en un momento determinado; al fin y al cabo, para las mujeres, a menos que ellas decidan acabar la película, nunca se llego al final y menos con estos que vuelven y vuelven sin certeza de que se quedarán. Cada vez son más las mujeres que al contar su historia de amor, hablan de un hombre que al momento del relato está desaparecido, será una epidemia, un efecto del siglo XXI o que sencillamente los hombres se dieron cuenta que esta, al parecer, es la mejor táctica para mantener la pasión de una mujer. Porque la verdad es que es así; todas y cada una de las mujeres de esta  historia se refieren a ellos como los que les quitan el sueño,  los que les hacen cada día más angustiante, a los que esperan con ansias que llamen, a los que saben que volverán a aparecer  en algún momento. Lo cierto es, que como saben, siempre vuelven por más,  pero ¿por que?, habrá que preguntárselo a ellos. La verdad todavía no he sabido de ningún hombre de los descritos que aparezca para quedarse. Pero las tácticas femeninas se han ido sofisticando mas y mas, entre ellas está la de contarlo a sus amigas, amigos y enemigas tantas veces como sea posible para escoger la respuesta que mejor se ajuste a su deseo, es decir, para poder hacer lo que se quiere fomentado en el hecho de que alguien le dijo que ese era el mejor camino para “recuperarlo” (mejor dicho atraparlo, porque no se puede recuperar lo que no nunca fue suyo) Pero definitivamente, la mejor es la parte de las amigas, pues ya la historia se ha convertido en un cuento urbano, esos de que todos sabemos, y que todos tenemos algo que añadir, lo cual finalmente se evidencia en las siguientes frases “yo tengo una amiga que le paso” o “yo lo viví hace algún tiempo” o “yo lo estoy viviendo”, pero de una u otra forma todas y cada una de las mujeres han tenido la marca de estos desaparecidos, lo que las hace expertas en el asunto. Por lo que están: 1) las amigas que te dicen que no les contestes mas (normalmente las que no lo han vivido todavía), 2) las amigas que dicen hazle que aprenda y que sufra (las que creen que se pueden poner reglas después de perdido el partido), 3) las que consideran que si no te duele síguele la corriente y si te duele haz algo al respecto ( las que lo han vivido pero no tienen ni idea de que hacer) y por último 4) las que te dicen lo que quieres escuchar “llámalo”, “búscalo”, “preséntate donde está”, etc (que son las que están en medio de una relación igual o que sencillamente la desean muy a su pesar).

Una de las cosas que caracteriza de manera importante el relato de las mujeres que se encuentran sumidas en medio de la situación son las frases,  tales como: “la verdad es que no está tan bueno (buen mozo, bien parecido, atractivo, etc); no es que sea muy especial, no es que sea el mejor hombre que he tenido, no es que sea el más romántico, no es, no es, ¡PERO ES!, es el hombre que le complica la vida, que no le deja pensar, que le hace preguntarse qué es lo que le falta, o que es lo que le sobra, etc”. Por lo que toda la situación se convierte en un círculo vicioso de toma y dame, ya que las mujeres queremos saber porque se fueron, porque volvieron, porque no llamaron, porque llamaron, es decir, lo queremos saber todo y sobre todas las cosas queremos saber qué es lo que les mantiene allí, que es lo que hace que vuelvan y que sean por un momento seres tan especiales y luego se conviertan en una pesadilla, queremos entender que es lo que motiva esa conducta, lo que les hace ser así.

Lo cierto es, que estos desaparecidos aparecen en algún momento, por alguna razón, y lo más importante se mantienen por algo que los sostiene y los hace volver, la cuestión principal es entender que es ese algo, que señales les enviamos para que se sostenga la conducta, como la reforzamos, como la incrementamos. La idea más constante de la mujer es el pensar que todo gira alrededor del sexo, pero seamos claros, el sexo contigo no tiene que ser el mejor de sus vidas. Es cierto que los hombres en la mayoría de los casos solo piensan en el sexo, pero si es así, porque contigo?, será que no hay más mujeres?, claro que si, entonces ¿porque vuelven?, y ahí está la cuestión, vuelven contigo por algo mas, ese algo que no sabemos todavía que es. En todos estos casos las mujeres relatan la casi instantánea conexión con esa otra persona, con la cual hicieron cosas que no habían hecho antes, o que no pensaban hacer  tan rápido, por algo diferente a lo sentido antes, entonces, ¿es imposible acaso que los hombres se guíen por esta misma conexión?, ¿no podría ser que sienten lo mismo que las mujeres?, creo que sí. Realmente creo que se da algún tipo de conexión mas allá de lo físico,  de lo contrario, ¿porque se mantiene el vinculo a pesar de que no vuelvan a estar juntos?, si no es por este algo especial y diferente del que hablamos.

Algo constante además de lo anteriormente descrito, es como nos comportamos las mujeres ante los obstáculos; la visión de las mujeres es diametralmente  diferente a la de los hombres, creo que es por la cultura de novelas o películas de amor, que nos han inculcado desde pequeñas; para las mujeres no hay obstáculos insuperables, es imposible que no haya tiempo para realizar alguna actividad, es difícil creer que no se pudo si se quiso; en cambio los hombres funcionan mas con el aquí y el ahora, se plantean metas a corto plazo, situaciones que son accesibles y fáciles de alcanzar, no se preocupan por las circunstancias a futuro y por eso prefieren las películas de acción, donde todo sucede en un instante.

Por eso para las mujeres los desaparecidos resultan tan confusos e interesantes, les quieren enseñar su visión de la vida, porque el que te digan que fue imposible llamarte, es realmente inaceptable, ya que las mujeres pueden hacer cualquier cosa si se lo proponen, como te puedes explicar como mujer que para alguien sea imposible llegar a ti si para ti las distancias nunca son tan largas ni el tiempo tan corto, eso es lo más difícil de entender y de digerir y lo peor es que por más que lo explicas no lo entienden. Muchas son las personas que han tratado de entender que debe ocurrir entre los hombres y las mujeres en general para que esto suceda, yo tengo una teoría, no significa que sea cierta, pero como teoría al fin y al cabo, hay que comprobarla primero antes de conseguir demostrar su veracidad.

Danara Cavalieri.

El miedo a la Soledad

Porque las mujeres tienen tanto miedo a la soledad?, que pasa con las mujeres que no saben diferenciar entre estar solas y el sentirse en soledad.  Porque creen que es necesario, tener a un hombre al lado, para considerarse completas?, como es posible que dentro de las mujeres se forme un miedo tan intenso a perderse en el mundo,  si no se tiene un hombre con quien compartirlo.

Parece que desde pequeñas las mujeres, nos enfrentamos al hecho social, de que si no conseguimos al hombre que nos haga felices, nunca lo podremos ser, y una vez que se consigue a alguien, que aunque sea por pocos momentos, nos de felicidad, cuesta salir de esa relación, aun cuando sepamos, que es más el daño que el amor que recibimos.

Las mujeres, al parecer han creído, que si no han conseguido formar una familia, crecer junto a otro y desarrollarse como mujeres, esposas, madres, etc, nunca están completas.  Pero si es así, qué pasa con aquellas que deciden ser diferentes?, que pasan con las que creen que su superación, crecimiento profesional y personal, no está íntimamente ligado al hecho de ser esposa de o madre de, sino a ser ellas mismas?, no son acaso tan mujeres como las que deciden formar una familia?.

Creo que lo que hay que reflexionar, no es que has decidido hacer con tu vida, ya que cada quien es libre de tomar su decisión, y considero que todas son respetables por igual, el punto es que te ata a mantener una relación, cuando esta no te llena, basándose solo en el temor a estar sola.

Hoy en día, a diferencia de años atrás, las mujeres tenemos opciones que antes eran impensables, somos capaces de lograr, aquello que antes estaba negado, pero seguimos arrastrando unas creencias, que nos incapacitan y nos hacen mantener, en ocasiones, relaciones insanas, para no caer en “la locura”, de la separación y/o el divorcio, porque?.

Qué pasa con las mujeres modernas, que soportan situaciones, en ocasiones, hasta de peligro, solo por mantenerse unidas en familia?, que es eso que nos han inculcado y de lo cual parece que algunas no pueden zafarse, que las hace sufrir y no ven la salida?.  Sera cierto, que nuestra generación, se encuentra en una línea muy delgada entre las tradiciones antiguas, de las mujeres madres sufridas y sacrificadas y las exigencias de la modernidad, de ser buenas profesionales, bellas, elegantes, madres ejemplares, maravillosas esposas y con todas las capacidades intelectuales y sensuales para ser las mejores en nuestro mundo?.

Si es así, como rompemos ese lazo que nos mantiene en esa delgada línea, como podemos romper las cadenas que nos atan a nuestras tradiciones, por un lado, y a las exigencias modernas, por otro, y encontrarnos en un camino saludable, donde podamos escoger sin caer en la neurosis que la sociedad nos impone.  Donde seamos libres de decidir qué hacer con nuestra vida, ya que no significa, que aquellas que se han dedicado a su profesión no quieran formar una familia y viceversa, significa que el sistema social, nos oprime y nos hace ser cada vez mas sumisas a la realidad que este plantea.

La soledad es un arma muy fuerte y potente, es la herramienta que nos guía en muchas ocasiones, a tomar malas decisiones y/o mantenernos en ellas, porque errar es de humanos, pero dicen que rectificar es de sabios, y al parecer muchas mujeres, deciden errar y no buscar la salida a su error.

Son tantas las justificaciones que se dicen, tantas las historias que se cuentan, para fundamentar una mala decisión, pero a la final, todo recae en lo mismo, el temor a la soledad, que evidencia nada mas, que el temor a no ser querido, a no ser correspondida, a que la persona que elegiste en un momento, es la única que puede amarte y por tanto si no es con el no puede ser con nadie.

Pero, porque tenemos tanto miedo a la soledad?, no es cierto que muchas veces estando con alguien, estamos mas solos, que si estuviésemos en una casa vacía en un lugar lejano, no es cierto acaso, que la compañía no nos hace sentir menos solos si por dentro seguimos estándolo, no es cierto, que el amor no correspondido, en muchas ocasiones, es peor que el no amor?.

Se dice, que es mejor sentir el amor, que nunca haberlo conocido, y yo creo que eso es cierto, pero es amor el estar con alguien por conformismo?, o estar al lado de otro, por miedo?, o no buscar una solución por creer que estaremos solos?, eso realmente es amor?.

Una vez escuche, que decían que las mujeres héroes son aquellas, que a pesar del poco amor recibido, de los maltratos y de los abusos, seguían “casadas” por sus hijos o por el bien familiar, pero la verdad, al escuchar esas palabras, resonaron en mis oídos como una bomba, pues para mí las mujeres héroes, no son las que aceptan el desamor, sino las que luchan, tanto por ellas, como por su familia, no son las que se conforman, son las que protestan desde adentro para que su voz se escuche afuera, son las que a pesar del miedo, logran escapar de lo que les han impuesto, y sobre todo son las que entienden, que los hijos del desamor y del odio, sufren más que aquellos que se enfrentan y sobreviven al desastre.

Que nos hace tener tanto miedo?, quien nos dijo que solas podíamos sucumbir?, quien creyó que era buena idea fomentar la debilidad femenina? Y sobre todas las cosas, quien tiene el poder de generar esa influencia en nosotras y porque lo hacen?.

Creo, que hoy en dia, hay tantos ejemplos de esas mujeres que yo considero héroes, que me da pena pensar, que mujeres jóvenes, que comienzan sus vidas, aquellas que por amor se unieron a alguien y que ahora sofren por desamor, abandono y desidia, todavía tengan creencias tan ajenas a nuestra época, todavía, sientan miedo de salir adelante, y todavía puedan creer que es mejor estar con un hombre que solas y felices.

Tengo fe, en la superación, en el crecimiento de las personas, en el apoyo social, y sobre todo en la educación, tengo fe en que cada vez mas podamos enseñar a las mujeres a ser felices y a entender que se está con otra persona por decisión, para crecer, para amarse y para luchar, pero nunca por temor a la soledad, la soledad solo es cierta, cuando tú decides estar sola, siempre hay alguien en tu vida que te apoya, que te da la mano y que te carga cuando no puedes andar, la soledad es un estado mental, pero el estar solo es una decisión.

Y es por todo esto, que para mí el refrán que más se aproxima a el pensamiento de las mujeres que piensan como yo, es aquel que dice que “es mejor estar solo que mal acompañado”, y rechazamos el que cita que: “es mejor malo conocido que bueno por conocer”, ya que en el primero se lucha por la decisión, la determinación y la sabiduría y en el segundo guía por el temor, la conformidad y la pasividad.

Finalmente, considero, que sea cual sea la decisión que se tome, esta se debería basar en la realidad, en tu vida, tus deseos y tus aspiraciones y no en experiencias aprendidas, sentimientos de culpa, obligación o creencias inculcadas de antaño.

La vida solo es una y tenemos la oportunidad de decidir cómo queremos  vivirla, si la desaprovechas es tu decisión, la felicidad no es eterna, pero saber que se ha vivido al máximo y que se ha hecho lo posible por ser feliz, creo que es lo único que nos queda antes de irnos de aquí, así que no importa cuántos años tengas, cuántos de ellos los hayas dedicado a las causas perdidas, si solo puedes decir que lograste ser feliz un día, un año o lo que te quede de vida, no crees que vale más la pena que morir feliz que vivir con temor a la soledad?.

                                                                                                                 Danara Cavalieri Rotolo

Obsesion por las llamadas:

Nunca se han preguntado cual es la razon para que las mujeres nos obsesionemos tanto por las llamadas de telefono?, habra algo en la tecnologia que conspira contra nosotras y nos hace ser seres dependientes de cualquier sistema de comunicacion?, o es solo que el hecho de sentirse deseada, querida, pensada, etc, hace que nos involucremos mas con el objeto de comunicacion que con la persona que nos llama?.

Cabe destacar, que he vivido en dos epocas diferentes, en mi adolescencia, la epoca del telefono y ya entrando a mi adultez temprana en la del movil o celular, estas dos epocas se diferencian solo en una cosa: No se podia llevar uno el telefono de su casa a la calle, por lo que en muchas ocasiones la decision era no salir, por si acaso nos llamaban.

Era el literal ESTOY ESPERANDO UNA LLAMADA, donde, nadie en la casa podia utilizar el telefono, no habia mas de 100 maneras de contrastar que el telefono tuviese linea (levantandolo en las 100 ocasiones) y siempre, siempre, siempre, que uno decidia que no podia aguantar mas sentada al lado del telefono y decidia ir al bano, este por supuesto, sonaba.

Luego aparecio el tan preciado, telefono inalambrico, el cual nos permitia no morir si ibamos a la cocina, o a cualquier cuarto donde no estuviese el telefono, ya que nos lo llevabamos con nosotros.

Pero siempre aparecia la tipica familia, amiga, conocida o agente comercial, que llamaba en el momento que esperabamos LA LLAMADA y no habia forma de cortar para que estuviese libre el telefono para la persona en cuestion.

Obviamente, ya despues de que aparecieron los celulares, la cosa se fue poniendo mas facil, o no?, porque la obsesion se aumento en proporcion a la cantidad de veces que vemos el telefono, o la posibilidad de ponerlo en cualquier modalidad que no permita que perdamos la llamada esperada, en generar tecnicas para poder atender, aun en situaciones complicadas, es decir, la verdad esto aumento nuestra obsesion y conducta compulsiva con el telefono.

He aprendido, que, no es la llamada de la persona particular lo que nos atormenta, es la LLAMADA, no importa cual, si pasamos mucho tiempo sin que nuestro telefono suena, empiezan los comentarios tipicos, de: ES QUE YA NADIE ME QUIERE, YA NO TENGO AMIGOS, QUE PASA CON LA GENTE QUE NO LLAMA, etc, etc, etc.

Se hace evidente, que cuando se espera una llamada importante, los minutos se hacen horas, las horas dias y los dias anos, la cuestion aqui es: la llamada es importante porque?.

Es importante porque nos sube la autoestima, porque nos ayuda a recordar que le importamos a otro, por la necesidad de comunicacion, o porque sencillamente, las mujeres sentimos que si le damos a alguien el numero es para que nos llame, no?.

Pues claro esta, que la idea de darle a alguien tu numero de telefono es con la intension de que este, lo use, que llame y nos salude, que nos diga cuanto nos piensa, pero a la vez no le estamos dando al otro el control de la “relacion”.

No sera, que por estar en una posicion de desventaja, cuando damos el telefono y no lo pedimos, sentimos que el otro maneja las riendas de la situacion?, si es asi, porque lo seguimos haciendo?.

Creo que el problema aparece nuevamente, en nuestra generacion, esa que se encuentra en el medio de un ir y venir de contradicciones, ya que las mujeres mas jovenes, han saltado esto y sencillamente anotan el telefono y llaman sin mas.

Nosotras no, no podemos, hay una fuerza sobre humana que nos oprime y nos impide aceptar el telefono del otro, y si lo hacemos, la fuerza es peor, porque casi nos ahoga cuando pensamos en llamar, en pulsar las teclas de nuestra posible “primera llamada”.

La primera llamada es fundamental, y quien no lo crea, no ha vivido en nuestra epoca, si llamas muy rapido, estas desesperado, si te demoras mucho es que no te interesa, si pasa una semana es que ya no te importa, etc, etc, etc, asi que, cuando es el mejor momento de realizar esa llamada?

Alguien muy sabio para mi me dijo un dia, “los hombres llaman siempre al tercer dia”, y la experiencia me ha hecho constatar que es cierto y si no lo hacen, ya la cosa se puso rara.  El tercer dia es ideal, porque permite saber: que no esta desesperado, que tiene autocontrol, que puede pensar en ti, pero no eres su centro, realmente le gustas y piensa en ti como para llamarte.

En fin, es esto cierto?, todas son teorias, la verdad, cada quien llama cuando quiere y cuando puede, pero es igual con las mujeres?, podemos hacer la primera llamada al tercer dia?, al cuarto?, podemos hacerla simplemente?, o caemos en el tabu de “que pensara de mi”, “si quiere algo conmigo que por lo menos se esfuerce”, “sera que si lo llamo creera que me gusta mas de lo que realmente me gusta”, otra vez, etc, etc, etc.

Las mujeres que hemos sido criadas en esta linea infernal de la libertad y la compostura, de la apertura y las costumbres, no somos capaces de dar el primer paso, y lo digo, porque si lo hacemos, entramos en el precipio de las dudas, arrepentimientos y conflictos, del porque lo hicimos o porque no no.

Creo que es importante que los hombres conozcan nuestro secreto, ya que no tomamos el numero de telefono, no porque no quicieramos llamarlo, o porque nos creemos superiores o porque somos frias, no lo hacemos por el temor a llamar, a convertirnos en acosadoras o en peor aun, en ser la que primero hace la llamada, solo por eso, por temor a nosotras mismas y lo que lleguemos a pensar.

Asi, que si en algun momento dudaron de si le atraian a alguien, la respuesta es: si no toman tu numero, pero te dan el suyo, obviamente le interezas, claro esta, si el numero que te dan no es el equivocado.

Como decia antes, la obsesion por la llamada, guia nuestras conductas, nuestras perspectivas, nuestras ilusiones y deseos, guia nuestro mundo, por lo que creo que definitivamente quien creo el celular fue una mujer.

          Danara Cavalieri R.

 

Que queremos las mujeres?

Siempre que hablo con amigos, estos me preguntan lo mismo, que es lo que quieren las mujeres, pero es que ellos no lo saben?, a lo largo de la conversación se hace evidente, que para ellos está claro, con alguna que otra, desviación, o mala comprensión, pero creo que la cuestión esta, en hasta que punto quieren adentrarse en entender el mundo femenino.

Por esto me planteo, es posible que realmente un hombre no entienda lo que una mujer quiere, que le quiere decir?, es cierto que hablamos diferente idioma?, o es no entienden y te dan la razón para no entrar en discusión?, no sé, yo lo que si se, es que aunque a veces el lenguaje femenino puede ser bastante contradictorio, es lo que es, la diferencia esta, en que la mayoría de las veces esperamos que el otro entienda lo que nos pasa con vernos, o que al oír nuestra voz sea capaz de entender que algo pasa.

En la típica pregunta de qué te pasa?, no es como demasiado obvio, que algo pasa, como no se dan cuenta?, es que quieren que le respondamos la verdad en el primer intento?, a ver, no se hace extraño que alguien te pregunte qué te pasa si a ti no te pasa nada?, por algo te lo preguntan, o no?, si te lo preguntan es que algo habrán visto, oído o sentido, sino, porque preguntar?.  Pues al parecer, el lenguaje de los hombres y las mujeres se hace cada vez más irreconciliable, ya que la mayoría del tiempo los hombres se preguntan, que es lo que quieren las mujeres, y a su vez las mujeres se hacen la misma pregunta con respecto a los hombres.

Pero aquí, a lo que vamos, es a darles a los hombres algunos ejemplos, para que comprendan el significado de las palabras femeninas, es decir, que te digan Nada, obviamente, no significa que no pase nada, porque si no, no lo preguntarías, no?, pues claro que pasa algo, pero las mujeres queremos que 1-te des cuenta de lo que has hecho, 2- pidas perdón por lo que hiciste, 3- discutas sobre la solución y lo entiendas y 4- no creas, nunca creas, que solo con pedir perdón puedes reconciliarte y hacer el amor, primero hay que reflexionar sobre el asunto.

No es que las mujeres seamos rencorosas o que guardemos las discusiones como Ases bajo la manga, para sacarlas después como argumento en una siguiente discusión, es que los hombres no entienden, que las discusiones no se acaban con un “te entiendo, tienes razón, démonos un beso y ya”, se acaban cuando la mujer considera que ya ha dicho todo, lo que había que decir, que el hombre entendió el significado profundo del acto y finalmente, es capaz de no repetirlo, solo aquí acaba una discusión, en caso contrario, esta te seguirá hasta el final de tus días y más, y si por desgracia repites el acto, después de haber discutido sobre el, olvídalo, aquí la batalla está perdida.

Las mujeres somos realmente más simples de lo que parece, no hay tanto que buscar, solo hay que leer entre líneas, si una mujer te dice, que no le importa que no la ayudes, es obvio, le importa, como no le va a importar, porque no habría de importarle que ella está trabajando en la casa y tú estás viendo la televisión en el sofá?, porque le preguntas, ayúdala!!!!!!!!!.

Si una mujer con la que sales, te dice que no le importa que no le regales rosas, le crees?, porque?, que mujer no se siente feliz con un detalle?, porque un hombre podría creer que no le gustan las flores?, además, que hombre lo pregunta?, la pregunta seria mas bien, que tipo de flores te gustan?, ya que igual no le gustan las rosas, pero a casi todas las mujeres, nos gusta que nos sorprendan con un detalle romántico.

Pero, está claro que este no es el caso, cuando están en una cena y pasa un vendedor ambulante y delante de este, te preguntan mi amor, quieres una?, porque jamás, jamás, jamás, vamos a decir que si, pues es de muy, pero muy mal gusto y más si eres de los hombres tacaños, que además regatean el precio con el vendedor delante de ti, ahí sí, puedes estar seguro, que después de eso, hay discusión.

Como los hombres no entienden, que una mujer, a menos que de entrada sea tu amiga, solo tu amiga, siempre espera que algún día te despiertes pensando que ella es el amor de tu vida, como los hombres no son capaces de entender, que una mujer no pierde el tiempo, saliendo con un hombre, si este no le atrae, o por lo menos tiene la esperanza de que él se fije en ella.

Es que acaso a los hombres no les pasa lo mismo, no es verdad, que un hombre, a menos que sepa, que ya la mujer lo ubico como amigo, no saldrá con ella a menos que espere algo mas, y en muchos casos, aun sabiendo que lo considera amigo, sale igual para ver qué pasa, igual esa noche cae en la tentación.

Es que acaso, no es evidente que una mujer desea sentirse querida?, amada?, extrañada?, deseada?, no está claro, que buscamos que nos mimen, nos comprendan, nos acompañen, nos consuelen y sobre todas las cosas nos escuchen?, es que acaso los hombres no buscan lo mismo?, no es cierto que en la pareja la unión está en la sintonía de los miembros de esta?, porque entonces es tan importante decir con palabras lo que es obvio?, porque le tenemos que decir a alguien que queremos estar a su lado si se lo demostramos todos los días?, pero este no es más bien un problema masculino?.

Las mujeres, a mi entender, son mucho más claras, dicen lo que quieren y si no lo hacen ver, como?, pues demostrándolo, si te digo que porque no vienes, es necesario decir ven?, si te digo que te extraño, es necesario decirte toma el coche y ven a mi casa o pasa a verme después?, si te digo que espero saber de ti, es necesario que te diga que me llames?, si te digo las cosas, es necesario que me preguntes si quiero?, es que no está claro acaso, que SI quiero, sino no te lo diría, o si?.

La mayoría de las veces, creemos que no es necesario decir las cosas tal como las queremos, pues no solo nos valemos de las palabras para conseguir nuestros objetivos, también de muchas otras herramientas, como los signos o señales que acompañan el lenguaje oral.

Pero que quede claro, que las mujeres, en general, no tienen problemas de comunicación, por lo menos entre personas de su mismo sexo, porque es por todos conocidos, que no hay nada más común que ver como un grupo de mujeres, es capaz de encontrarse reunidas hablando todas a la vez, y aun así todas seguir el hilo de las conversaciones simultáneas.

Pero volviendo a lo anterior, el punto clave esta, en que siempre interviene además del acto mismo de hablar, un lenguaje paralelo en las conversaciones femeninas, que es el lenguaje de los signos o señales, y es aquí donde el hombre, si no lo ha hecho hasta ahora, debe entrenarse.

Lamento decirlo, pero en la mayoría de los casos, el hombre se muestra incapaz de manejar el lenguaje de los signos femeninos, a menos que estos sean muy obvios, pero porque el error?, porque los hombres caen en la confusión de un sí, cuando se quiere decir no y un no, cuando se quiere decir si, es que no está claro?, no es fácil de comprender, según las señales alrededor de las palabras?, será necesario hacer un manual de signo y seña?.

La verdad yo creo que sí, no porque sea tan complicado, sino que los hombres ven, solo lo que quieren ver, no mas, y no porque no lo vean, me explico, lo ven, pero lo ignoran, porque realmente no les interesa, es solo cuando están dentro de una relación de pareja, establecida, que se esfuerzan un poco mas por entender los signos, pero solo, claro está, cuando les conviene o cuando los interpretan a su antojo para su deleite.

Un ejemplo de esto seria, cuando vas a una fiesta, que para ellos es muy aburrida y te ven, y dicen “disculpen nos tenemos que ir porque X está muy cansada y ya me hace señas de que nos vayamos”, y tú piensas, pero si yo lo estoy pasando en grande, que señas hice?,  o en el  caso contrario, donde no importa cuántos gestos, signos, señales, marcas en el piso, muecas, posiciones de gimnasia, etc , seas capaz de hacer, ellos al final, después de dos horas, te dicen “hay perdona mi amor, no sabía que estabas tan cansada, la próxima vez me lo dices” y tú piensas, pero si además de las mil señas me acerque y le dije que me moría del sueño.

Como es posible, que un hombre en la fase de cortejo, maneje tan claramente, lo que hace feliz a una mujer, y que después de un tiempo en la relación, no se entere de cómo hacer para contentarla?, como se entiende, que cuando empiezan a salir, en las primeras citas, los hombres conozcan los trucos, las artimañas, los sin fines de opciones románticas para que la mujer se sienta enamorada y después ya no sepan que es lo que las mujeres quieren?

Sera, que, realmente las mujeres cedemos, al principio y después esperamos mas del hombre?, será que creemos que lo que hacen en un primer momento, es como se comportaran por siempre?, o es que simplemente las mujeres siempre queremos más?, nunca es suficiente?,  y exigimos aquello que el hombre no es capaz de dar?.

Pienso, que sencillamente, las mujeres al involucrarnos deseamos crecer en la relación y mejorar, y consideramos, que hay cosas que no son necesarias de decir, si ya el hombre nos conoce, esperemos mas, deseamos que este nos entienda mas y sea capaz de descubrir las señales, que para las mujeres son claras y que al parecer para ellos no.

Si un hombre pregunta, que es lo que quieren las mujeres, es porque no ha tenido relaciones estrechas con madres, hermanas, primas, amigas o a fines, la respuesta es sencilla: las mujeres lo queremos todo, y a veces, solo a veces, nos conformamos con algo menos, es decir, aceptamos que nos den una parte de aquello que queremos, pero siempre esperando que algún día nos den más.

Esto es algo que los hombres saben, no es que no entiendan a las mujeres, es que a la final la cuestión no está en que quieren las mujeres, sino en que quieren ver los hombres de los deseos de estas, que están dispuestos a comprender, en función de lo que están dispuestos a dar.

Danara Cavalieri